Presentacion Aula Viva de Saberes Ancestrales y Tradicionales


Colombia tiene el privilegio de ser no sólo el país con mayor diversidad ecológica del mundo, sino el de mayor diversidad multicultural al conservar aún 61 lenguas nativas, 102 pueblos indígenas, población afro, negra, palenquera y raizal, zonas rurales de campesinado con tradiciones culturales de acuerdo a la Región, población afro y raizal.

La mayoría de su población aún no es consciente que es heredera de una sabiduría ancestral y tradicional. Nuestros ancestros, abuelos y sabedores por siglos transmitieron de generación en generación sus conocimiento, ritos, mitos, leyendas y tradiciones. La tradición oral y la relación con la naturaleza era la forma en que se educaba a la población, primero en la relación con su familia, con su comunidad y con la naturaleza. Hoy se hace imperiosamente necesario retornar a estos saberes para que las nuevas generaciones se empoderen del sentido de pertenencia y la recuperación de la identidad cultural.

Antecedentes

Como eje articulador de sus trabajos de investigación los Institutos (Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales - IEPRI; Instituto de estudios Ambientales - IDEA; e Instituto de estudios Culturales - IECO) y el Grupo Saberes Implícitos del departamento de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia, venimos acompañando el proceso de formacion denominado "AULA VIVA DE SABERES ANCESTRALES Y TRADICIONALES DE COLOMBIA - AULA VIVA PARA LA PAZ, que se plantea como un espacio de reflexión, diálogo y aprendizaje mutuo entre los conocimientos disciplinares con los saberes ancestrales y tradicionales con el fin de proteger y conservar el patrimonio étnico, social y ambiental de nuestro país.

Este proceso de Aula Viva, viene siendo organizada por el Proyecto Saber y Vida de la Universidad Nacional de Colombia y la Red Intercultural de Saberes Ancestrales y tradicionales de la Fundación Creando Lazos de Saber y Vida, quienes vienen comprometidos con el reconocimiento, socialización y preservación de los saberes ancestrales y tradiciones de los jóvenes provenientes de comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas, así como de abuelos y niños habitantes foráneos en la Ciudad de Bogotá, portadores de esos saberes.

El aporte del Aula permite generar espacios de diálogo entre sabedores, mamos, taitas, chamanes, entre otros, con académicos, científicos e intelectuales que les da la oportunidad de incursionar en unas nuevas lógicas de pensamiento y de relación con la naturaleza que es completamente diferente a la que ha sido transmitida en los textos de estudios oficiales de nuestro país que se basan en modelos de la enseñanza occidental. 


Este diálogo logra la interacción de dos lógicas de conocimiento y pensamiento, a fin de encontrar puntos de afinidad en los que se plantee una relación armónica con todos los seres del planeta y con la madre naturaleza, para así salvaguardar el patrimonio vivo del país.

El espacio vital del aula viva, como su nombre lo indica es al aire libre, en el que los participantes no solo disfrutan de la conformación de un Círculo de palabra (Encuentro de saberes con el grupo y sus enseñanzas alrededor del fuego), sino que también disfrutan del ambiente natural que rodea el espacio como la laguna, los árboles, las montañas y los atardeceres de todos los jueves, de 4 a 7 p.m. en el espacio del Centro Experimental Biológico de la Universidad Nacional de Colombia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario